¿Qué esta pasando con el Jaguar?
Situación Actual del Jaguar

El jaguar es una especie protegida en México (SEMARNAT, 2006). Sin embargo, ha desaparecido de gran parte de su rango de distribución. Para el año 1987, el jaguar ocupaba solamente el 33% de su rango original en México y Centro América, el hábitat se había fragmentado y las densidades se redujeron considerablemente (Swank y Teer, 1989), tendencia que se ha mantenido en los últimos años (Sanderson et al., 2002).

El jaguar es una especie prioritaria de conservación en otros países de América (IUCN, ESA), donde se busca recuperar y proteger las poblaciones existentes. El año 2005 fue declarado el año del jaguar por la SEMARNAT. En el simposio “El jaguar mexicano en el siglo XXI”, realizado en Cuernavaca del 12 al 15 de octubre del 2005, se consideró medular solucionar el conflicto entre felinos y ganaderos que legítimamente defienden el ganado de su propiedad. El conflicto ganado-jaguar fue consensuado como la mayor problemática a resolver en la actualidad, en particular en las áreas donde coexiste ampliamente con los humanos y donde la ganadería es una actividad común.
Para incrementar la tolerancia de las comunidades rurales a la presencia de los depredadores y del daño causado por la depredación, es necesario realizar acciones que demuestren el interés de las autoridades para atender la problemática y ayuden a reducir los daños causados por jaguares y pumas. El grado de aceptación a los depredadores está ligado a factores socio-económicos, educación, cantidad y origen de sus ingresos económicos (Oli et al., 1994). Además, la educación tiene una fuerte influencia en las actitudes hacia la conservación (Naughton y Treves, 2003). Entender qué factores influyen en las actitudes hacia la tolerancia de los depredadores es clave para determinar qué acciones tomar para reducir el conflicto ganadero-depredador y la pérdida de felinos por cacería directa (Ogada et al, 2003). También la educación ambiental es de gran utilidad (Marker et al., 2003), así como las acciones directas y los incentivos (Mishra et al., 2003). Igualmente, el manejo adecuado del ganado reduciría el conflicto con los depredadores.

Es importante no sólo atender las denuncias de los afectados, sino también entender qué factores influyen y favorecen la depredación de ganado por parte de depredadores. Al conocer los factores que provocan que los felinos depreden sobre ganado domestico, se podrá entonces sugerir una estrategia para reducir el conflicto con los ganaderos y proteger a especies tan sensibles como el jaguar, en particular en áreas prioritarias y áreas naturales protegidas.

Situación Legal del Jaguar

El jaguar es una especie protegida internacionalmente, está en el Apéndice II de la CITES y es considerado en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. En México, el jaguar es protegido desde el año de 1987, cualquier tipo de cacería está prohibido y se encuentra en la NOM59-2001, que enlista las especies protegidas en sus diversas modalidades. En el año 1999 se estableció el Subcomité Consultivo del Jaguar (SEMARNAT 2006) con la finalidad de contar con un grupo de expertos de diversas disciplinas que asesoren a las autoridades, y a quien lo solicite, en temas relacionados a la conservación del jaguar y otros felinos silvestres. Como resultado de varias acciones del Subcomité para la Conservación del Jaguar y grupos organizados, la SEMARNAT declaró 2005 como el año del jaguar, por lo que se inició una serie de acciones encaminadas a la conservación y estudio del jaguar en el país.

El jaguar ha compartido su hábitat con el hombre desde que llegó a América, han coexistido de manera pacífica. Los aztecas y mayas consideraban al jaguar una deidad, símbolo de poder y magia, y fue venerado y respetado. Sin embargo, esta convivencia jaguar-humano se comenzó a perder con la llegada de los europeos a América, ya que lo cazaban por su piel y lo consideraban peligroso. Esto prevalece hasta nuestros días.

En México, los bosques y selvas se han reducido en un 50% o más, por lo que ha afectado también a las especies de fauna que ahí viven y que están estrechamente ligados con el jaguar.

Estudio y conservación del Jaguar en Nayarit

El occidente de México es un paisaje dominado por los humanos, por lo que la competencia con el jaguar por los recursos se intensifica cada vez más, el hábitat se está fragmentando a tasas aceleradas y las poblaciones de jaguar están en riesgo de desaparecer en esta región del país. Mantener la conectividad del hábitat ayuda a revertir el proceso de fragmentación (Coleman, 2003). La identificación de áreas que funcionen como corredores biológicos que ayuden a mantener la conectividad es fundamental para la conservación del jaguar a largo plazo (Sanderson, 2002). Los corredores de hábitat permiten que los jaguares y otras especies de animales y plantas puedan ocupar nuevas áreas y mantener la variabilidad genética. Pero es esencial proteger estas áreas y reducir en lo posible el conflicto con los ganaderos.

En la región existen áreas reconocidas para los jaguares: Sierra de Vallejo, Aguamilpa-Picachos, Sierra de San Juan, Costa de San Blas, Sierra Madre Occidental y la región de Marismas Nacionales (Villar com. pers.) que deben estar interconectadas. En la actualidad, la conservación de lo felinos en áreas donde coexiste con el ganado está ligada estrechamente a la colaboración y aceptación de las comunidades hacia los felinos y al apoyo otorgado a los afectados.

Un programa de atención a ganaderos afectados por el jaguar favorece la conservación de la especie. El programa sugerido implica diversas acciones, que van desde la visita para realizar un diagnostico, la translocación de los individuos-problema y compensaciones. Además, se sugiere que se realicen estudios para determinar qué factores favorecen la depredación de ganado. Si hubiera la necesidad de capturar individuos, se aprovechará para realizar estudios conductuales, fisiológicos, enfermedades y genéticos.

Este programa sólo es posible con la colaboración de las diversas dependencias y grupos involucrados directa o indirectamente con el jaguar: CONANP, PROFEPA, SAGARPA, INADES, SEDER, URG, ONGs, entre otras).

Distribución del Jaguar en México

El jaguar se distribuía en las selvas y bosques de la vertiente del Golfo, del Pacífico y de la Península de Yucatán, pero hacia el año 1987 el jaguar ya había perdido más del 60% de su territorio en México, que hasta la fecha continúa disminuyendo. Actualmente las poblaciones de jaguar se encuentran fragmentadas y dispersas en las áreas con mayor cobertura vegetal y donde la presión de los humanos es menor.
Las áreas de mayor importancia para la conservación del jaguar en nuestro país son, según SEMARNAT (2006):

  • Selvas de la Península de Yucatán.
  • Selva Lacandona, Chiapas.
  • Selva de los Chimalapas, Oaxaca.
  • Las selvas de la sierra de Jalisco y Nayarit.
  • Manglares de Sinaloa y Nayarit.
  • Sierra Madre Oriental (Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí).
  • Sierras Madre Occidental (Sonora y Sinaloa).
EL JAGUAR EN NAYARIT

Distribución

El jaguar en Nayarit ocupa aproximadamente 15,000 km2. Habita los bosques de encino-pino, las selvas de la sierra y la planicie costera del estado. La distribución del jaguar se ha reducido conforme ha avanzado la población humana y ahora se le encuentra disperso en los mayores fragmentos de selvas de la costa y en los bosques de encino menos perturbados de las serranías costeras (Núñez, 2007). Las selvas de Nayarit aún mantienen conexión con las de Sinaloa y Jalisco, y ofrecen una mayor oportunidad de conservar al jaguar a largo plazo si se frenan las amenazas existentes. Si consideramos las áreas de Sierra de Vallejo-Zapotán en Nayarit, Sierra de San Juan-Costa de San Blas, las Marismas Nacionales, las selvas de la Sierra Madre Occidental y la planicie costera que colindan con Sinaloa y Jalisco, hay aproximadamente 15,000 km2 de vegetación donde aún hay jaguares (Núñez, 2007).

Municipios con presencia de jaguar:
Presente probable o temporal

  • Huajicori Ixtlán del Río
  • Acaponeta Jala
  • Tecuala Ahuacatlán
  • Del Nayar San Pedro Lagunillas
  • Rosamorada
  • Ruiz
  • Tuxpan
  • Santiago Ixcuintla
  • San Blas
  • Tepic
  • Compostela
  • Bahía de Banderas
  • Xalisco
  • La Yesca
  • Santa María del Oro
  • Amatlán de Cañas

Áreas prioritarias

Se han identificado cuatro áreas prioritarias potenciales para conservar el jaguar en la región (Núñez 2007):

  • Sierra de Vallejo-Sierra de Zapotán.
  • Sierra de San Juan-San Blas
  • Marismas Nacionales
  • Sierra de Madre Occidental
LA SIERRA DE VALLEJO

La reserva estatal Sierra de Vallejo está considerada por la CONABIO como región prioritaria 062 para la conservación por sus recursos naturales, diversidad de plantas y animales que protege y por la aportación de agua para los habitantes de la región.
Esta reserva comprende 63 mil 598 hectáreas, de las cuales 26 mil 174 corresponden al municipio de Compostela y 37 mil 424 al municipio de Bahía de Banderas. Los terrenos de la Sierra de Vallejo pertenecen a 15 núcleos agrarios y a una comunidad indígena; sin embargo, dada su importancia ambiental, es patrimonio de todos los nayaritas, de los mexicanos y del mundo entero.

La zonificación de la Sierra de Vallejo

El decreto de la Sierra de Vallejo como reserva de la biosfera, no modifica la tenencia de la tierra; es decir, los dueños conservan la propiedad, pero establece una zonificación básica la cual ordena el uso de los recursos naturales de las áreas, asegurando la conservación de los recursos naturales existentes y el desarrollo sustentable de las comunidades. Por ello, existen zonas núcleo y de amortiguamiento en la reserva.

Zona de Núcleo: 32,110.24 hectáreas.

Aquellas superficies en buen estado de conservación donde se busca mantener las condiciones actuales de los ecosistemas, e incluso mejorarlas en los sitios que así lo requieran, y en las que se podrán realizar excepcionalmente actividades de aprovechamiento que no modifiquen los ecosistemas y que se encuentren sujetas a estrictas medidas de control. En esta zona se encuentran parte de los ejidos de Higuera Blanca, Sayulita, Puerta de la Lima, Úrsulo Galván y la Peñita de Jaltemba.

Zona de amortiguamiento: 31,488.29 hectáreas

Son las áreas que protegen del impacto exterior a las zonas núcleo; en éstas sólo podrán realizarse actividades productivas lícitas emprendidas por las comunidades que ahí habiten y que sean estrictamente compatibles con los objetivos y programas de aprovechamiento sustentable en los términos de la declaratoria respectiva. En estas zonas están contempladas las áreas donde se establecen los asentamientos humanos, las zonas que requieren recuperarse debido a que han sido severamente impactadas o modificadas y aquellas superficies que presentan atractivos naturales para la realización de actividades de recreación y esparcimiento donde es posible mantener concentraciones de visitantes.

La Sierra de Vallejo (SV), extremo sur oeste del estado de Nayarit ha sido reconocida como tierra de jaguares por los habitantes del lugar desde todos los tiempos. Don Salvador “Minitas” (QEPD), ganadero que nació y creció en ranchos sierra adentro, afirma que durante su infancia, en los años cuarenta, los jaguares eran tantos que hacer ganadería sin sufrir pérdidas era prácticamente imposible. Por eso personas como su padre se especializaban en la cacería del jaguar; llegaron a matar importantes cantidades de ejemplares en defensa de su patrimonio y actividad económica. Don Salvador aseguraba que eran cientos de jaguares los que él mismo vio que su padre erradicaba en el norte de la Sierra de Vallejo y Zapotán.

El análisis de la situación actual con metodologías estandarizadas de rigor científico es pertinente e inaplazable, no sólo a nivel regional sino nacional, puesto que esta pequeña pero significativa sierra de bosque tropical es un ejemplo representativo de la tendencia nacional de la aplicación de las políticas públicas nacionales, estatales y municipales, y por lo tanto muestra un probable futuro de varias áreas que actualmente cuentan con presencia del felino en México. En Sierra de Vallejo tanto su integridad ecológica y sus especies silvestres viven un proceso dinámico acelerado con riesgos identificados, por estar acotada con una serie de proyectos de desarrollo turístico, inmobiliario y de infraestructura sin precedentes para esta región del pacífico mexicano. Sin duda se pondrá a prueba una vez más la gran capacidad de adaptabilidad de la especie a las nuevas condiciones que tienden a agudizarse de forma exponencial a partir de estos momentos y hacia el futuro.

  • Parcelamiento de la zona de uso común y división de la totalidad de las tierras ejidales entre sus ejidatarios, venta a no ejidatarios mexicanos y extranjeros.
  • Compra y venta de tierras ejidales, especulación inmobiliaria, acelerada escala de precios en las tierras con selva mediana subcaducifolia con buen estado de conservación.
  • Fomento del desarrollo inmobiliario masivo en la costa nayarita y reportes de jaguar en zonas aledañas a los nuevos desarrollos turísticos.
  • Infraestructura urbana y suburbana, ampliación y construcción de nuevas carreteras.
  • Desarrollo de nueva superestructura para soportar la nueva infraestructura turística.
  • Surgimiento acelerado de nuevas brechas y “ranchos ecológicos” en la sierra.
  • Limitada aplicación de la ley para conservación de tierra de jaguar.
  • Comités de Vigilancia Comunitaria de Profepa que operan deficientemente.
  • Arraigada ganadería extensiva de agostadero sin límites entre los ejidos serranos, acompañada de cacería incidental o de subsistencia, cambio de uso de suelo, avanzando la frontera ganadera sobre la forestal:
    • Aplicación de programas de subsidio y fomento a la conservación (Proárbol), pero escasa conciencia de interdependencia entre los desarrollos de la costa y el valle para con la sierra.
    • Interés en la observación directa de la especie y el fomento de ésta como una actividad turística.
    • Conservación del hábitat de jaguar sólo dentro de los polígonos de las áreas naturales protegidas, lo que no garantiza que haya continuidad entre éstas; por lo tanto, se descuida la interconexión entre subpoblaciones y el flujo genético.
¡Síguenos!

Ponte en contacto a través de nuestras redes sociales

¡Elige tu idioma!
Selecciona el idioma de tu preferencia.
EnglishFrenchGermanJapaneseSpanish
¡Haz una donación!
Es muy fácil ayudar y formar parte del cambio
Encuéntranos

Dirección
San Francisco
Nayarit, México